Podoscopia electrónica




Es importante apuntar que la  podoscopía electrónica mide solo los parámetros de apoyo del pie durante la marcha, sin embargo, una  buena información obtenida mediante la observación en un pasillo podoscópico  ofrece datos cualitativos mucho más interesantes para el diagnóstico que  las medidas cuantitativas obtenidas con  la podoscopía electrónica, ya que en el pasillo podoscópico el profesional estudia al paciente en conjunto y no solo a través de las presiones plantares.

La podoscopía electrónica está de moda para  los estudios de la marcha, especialmente en podología deportiva, sin embargo, tiene unas limitaciones considerables, de hecho, se supone que en un mismo individuo sometido a varios estudios en un mismo día y en las mismas condiciones, los resultados deberían ser siempre iguales y esto no sucede nunca, por lo tanto en Podoclínica Maiza estos estudios mediante podoscopía electrónica lo usamos con ciertas reservas y conociendo sus limitaciones.