Tratamientos de lesiones en la Piel

Las lesiones dermatológicas del pie y tobillo pueden ser debidas a infecciones por bacterias,  hongos o virus; a traumatismos; enfermedades sistémicas (de otra parte) del organismo con manifestaciones en el pie; a enfermedades tumorales; a picaduras de insectos; mordeduras de ácaros; etc.

El proceso de envejecimiento conlleva también alteraciones en la piel volviéndose seca, escamosa y atrófica.


Lesiones de la piel en el pie más frecuentes

Callosidades y durezas


Corresponden a un proceso de defensa de la piel que reacciona ante un estimulo mecánico, generalmente el roce o la presión continuada, debido a apoyos anormales por alguna alteración en la morfología o en la función, otras veces a enfermedades crónico degenerativas con repercusión en el pie (osteoartrosis, artritis, trastornos vasculares y neurovasculares) y que en la mayoría de los casos se agrava por el uso de calzados inadecuados.



Papilomas y verrugas





En los últimos años las verrugas plantares se han hecho extremadamente frecuentes y persistentes y aunque son benignas provocan intenso dolor.


Hiperqueratosis intratable plantar


Comúnmente las personas cuando acuden a la consultan manifiestan que tienen un clavo muy doloroso. Son lesiones que requieren un tratamiento rápido para evitar que se hagan crónicas

Hiperhidrosis y Bromhidrosis (sudoración excesiva y mal olor)






Son alteraciones de las glándulas sudoríparas que cursan con una actividad sudorípara excesiva. Cuando se produce una fermentación bacteriana del sudor se denomina Bromhidrosis.


Anhidrosis



Falta o disminución del sudor que generalmente se acompaña de descamación de la piel con prurito (picor), fisuras y grietas.

Queratodermias (durezas y grietas)



Corresponde a una hipertrofia del estrato córneo de la piel, que se localiza generalmente en las palmas y en las plantas. Puede ser de origen primario o debido a diversas causas. Es frecuente la queratodermia palmoplantar climatérica en las mujeres durante el climaterio.

Micosis (hongos) 



Las infecciones por hongos son muy frecuentes en los pies. Es necesario establecer un buen diagnóstico para eliminar las causas que favorecen la aparición de las micosis.

Otras infecciones


Otras lesiones